Moreno brincó de la cama cuando vio el WhatsApp de convocatoria para jugar contra Costa Rica y Rusia

En algo menos de 12 meses, la vida de Alberto Moreno (Sevilla, 1992) ha dado un vuelco radical: ha pasado de no contar para Jürgen Klopp y estar con un pie prácticamente fuera del Liverpool a convertirse en indiscutible en el esquema del entrenador alemán. "Todo el trabajo tiene recompensa", reconoce el lateral español en una entrevista con EFE.

Ahora, ese duro trabajo y ese sufrimiento del año pasado -"un año muy, muy, muy malo"- se ha visto premiado con la sorpresiva llamada de la selección española para los amistosos frente a Costa Rica y Rusia.

En un charla con EFE, Moreno, que cumple su cuarta temporada en el Liverpool, repasa cómo fue el complicado último curso, lo que hizo para ganarse la confianza de Klopp, cómo recibió la convocatoria de Julen Lopetegui y sus opciones de disputar el año que viene en el Mundial de Rusia.

Pregunta. Está jugando bien en el Liverpool, titular, dando asistencias...pero, ¿esperaba la llamada de la selección? ¿Cómo la recibió?
Respuesta: "La verdad es que no, no la esperaba. Es cierto que venía haciendo las cosas bien, pero es verdad que no esperaba que me fueran a convocar. Para cualquier futbolista es un sueño vestir la camiseta de España. Me llevé una alegría enorme".

P. Uno de los ídolos del Liverpool, el noruego John Arne Riise, lo puso como ejemplo y dijo en su Twitter que la gente debía "fijarse y aprender" de usted. ¿Es la llamada del seleccionador una recompensa al esfuerzo y al sufrimiento de la temporada pasada?
R. "Puede ser. Lo que está claro es que todo trabajo tiene recompensa. Es cierto que he trabajado muy duro después del que fue un año muy, muy, muy malo; y que me he ganado la confianza de (Jürgen) Klopp tras un gran trabajo durante el verano y la pretemporada. Todo esto es un premio al trabajo bien hecho".

P. ¿Qué se le pasó por la cabeza el año pasado cuando no jugaba, los medios de comunicación lo criticaban y parecía que iba a salir del Liverpool?
R. "Si te hablo del año pasado todo son malas palabras. Llegaba a un punto en el que en mi cabeza me decía: 'Alberto, hagas lo que hagas no va a servir para nada'. Entrenaba bien y no jugaba, hacía las cosas bien y no jugaba. Me preguntaba: 'Alberto, ¿qué es lo que puedes hacer?'.
Nada más terminar el año es cierto que salieron muchas ofertas, pero en mi cabeza no estaba salir del Liverpool: lo único que quería era quedarme. Y quedarme significaba trabajar duro. Y es lo que he hecho: trabajar. Ha habido un cambio muy, muy grande y ahora hay que aprovechar el momento".

P. ¿Qué le dijo Jürgen Klopp en verano? ¿Le convenció para que se quedara?
R. "Hablé con él al principio de la pretemporada y me dijo que no me podía prometer nada: no me podía prometer minutos y no me podía prometer jugar. Fue sincero y me explicó que tenían a (James) Milner como lateral, aunque ahora no lo está haciendo de lateral, y que iban a fichar a otro lateral izquierdo (Andy Robertson, procedente del Hull City).
Entonces lo que pensé fue: 'Alberto, aquí contigo no cuentan. Pero vamos a trabajar, vamos a ganarnos la confianza de nuevo del entrenador como sea'. Y fue lo que hice. Jugué buenos partidos y empezó a hablar bien de mí y a darme confianza. Y así hasta el día de hoy".

P. ¿Cómo se enteró de la llamada de Julen Lopetegui para la selección?
R. "Estaba en la cama durmiendo porque mi mujer está embarazada y el día anterior estuvo un poco mal y me acosté un poco tarde. Hubo un momento en el que me desvelé un poco y cuando miré el móvil vi el WhatsApp 'petao' y dije: 'Aquí ha pasado algo'. Ahí ya me metí y vi que me habían llamado. Pegué un salto en la cama increíble; estaba como en una burbuja, no sabía a quién llamar o qué decir".

P. El día anterior estuvo hablando con Luis Alberto (exjugador del Liverpool y ahora en el Lazio) y ninguno de los dos tenía la más remota idea de que iba a ser convocado...
R. "Es verdad. Estuvimos jugando un rato a la PlayStation y hablando y me dijo: 'Nano, ¿será que algún día volvemos a jugar en el mismo equipo?'. Y fíjate la casualidad que al día siguiente nos llama la selección a los dos".

P. Ya desde la sub-21, Lopetegui le ha tenido siempre muy en cuenta. ¿Ha mantenido contacto con él en este tiempo?
R. "Siempre me tuvo en cuenta, pero la verdad es que desde la sub-21 no había vuelto a hablar con él".

P. El Mundial está a la vuelta de la esquina y Lopetegui ha asegurado que éste es el núcleo que se llevará a Rusia. ¿Se ve con posibilidades de ir en ese avión?
R. "Queda muchísimo todavía para Rusia y en el mundo del fútbol puede pasar de todo, como hemos visto en mi caso. Lo mejor es vivir el día a día. Ahora voy a la selección, voy a disfrutar con estos grandísimos compañeros y en este gran equipo, y voy a intentar hacer las cosas lo mejor posible.
Después regresaré a Liverpool para seguir haciéndolo así de bien. Quiero ir a Rusia, por supuesto. Jugar un Mundial debe ser increíble, pero queda mucho y hay que ir día a día, partido a partido, como dice Simeone"