Tigres remonta y gana título del Apertura con goles de Vargas y Meza

El chileno Eduardo Vargas y del colombiano Francisco Meza anotaron los goles con los que el Tigres UANL remontó este domingo una desventaja de un gol para ganar como visitante por 1-2 el partido de vuelta (2-3 en el global) de la final del Apertura 2017 del fútbol mexicano.

Es el sexto título de liga para los felinos y también el sexto en su carrera para su técnico, el brasileño Ricardo Ferrtti, además es el tercer campeonato en años consecutivos para el equipo tras el Apertura 2015 y el Apertura 2016.

El colombiano Dorlan Pabón puso en ventaja al Monterrey al minuto 2, pero el chileno Eduardo Vargas al 31 y Francisco Meza 35 remontaron por el Tigres para firmar el triunfo.

Apenas se estaban acomodando los equipos cuando el Monterrey sorprendió a los Tigres y tomó ventaja. El defensa César Montes, del Monterrey, mandó un balón, por arriba, afuera del área donde el argentino Rogelio Funes Mori lo bajó con el pecho y lo dejó para el colombiano Dorlan Pabón

Pabón remató con la pierna derecha para mandar el balón pegado al poste izquierdo y vencer al guardameta de Tigres, el argentino Nahuel Guzmán. A pesar de lo temprano y sorpresivo del golpe, el Tigres no se desesperó e intentó establecer su juego hasta nivelar las acciones en la cancha, lo que al final consiguió minutos más tarde.

En el tanto del empate, Dueñas se metió al área por la derecha, cedió al balón al centro para la llegada del chileno Vargas, quien remató con la derecha por abajo y cruzado, el balón iba raso pero por el efecto brinco en dos ocasiones, la segunda antes de que el portero del Monterrey, el mexicano Hugo González, quien se recostó a su izquierda, no lo pudiera detener.

El momento era del Tigres, que con seguridad pisó nuevamente el área local y consiguió un tiro de esquina por la derecha. Dueñas sacó en corto para el brasileño Rafael Carioca, quien mandó el balón al área y prácticamente sobre el área chica apareció el colombiano Meza para rematar con la cabeza, el esférico "picó" primero en la cancha y González no lo pudo detener.

En el segundo tiempo, el Monterrey abrió las acciones con disparos de Pabón y de su compatriota Avilés Hurtado y de los argentinos Neri Cardozo y Funes Mori, ambos cerca de los ángulos de la portería de Tigres.

 

Obligado a generar el fútbol y abrir el partido para conseguir el gol del empate, el Monterrey tuvo en el argentino Funes Mori tres oportunidades en la última media hora del partido pero falló en el momento de la definición.

A diez minutos del final, el delantero paraguayo Jorge Benítez fue derribado dentro del área por el francés André Pierre Gignac y el árbitro marcó penalti.

La falta la sacó el colombiano Avilés Hurtado, el mejor goleador en la fase regular del torneo, el delantero se perfiló para cobrar con la pierna derecha, pero le metió el pie muy abajo al balón y lo mandó por encima del larguero. La falla fue un golpe duro y del cual el Monterrey ya no se pudo levantar. Los últimos minutos transcurrieron entre intentos improductivos de los locales y la resolución en defensa de los visitantes.

En la última jugada, el argentino Neri Cardozo, del Monterrey, pateó de forma artera al mexicano Javier Aquino, de Tigres, por la que fue expulsado y el Monterrey puso así el punto final a una dolorosa y terrible derrota tras haber sido el mejor equipo del torneo.