Sevilla y Barcelona disponen una corta pero importante ventaja

Sevilla y Barcelona defenderán en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey su corta pero importante ventaja adquirida en la ida ante el Leganés y el Valencia, respectivamente.

El conjunto andaluz jugará en su estadio Ramón Sánchez Pizjuán con la iniciativa de su lado tras haber empatado a un tanto en Butarque, mientras que el cuadro azulgrana acude a Mestalla con un 1-0 a su favor.

Ambos equipos tienen, justo antes de empezar los partidos de vuelta, a su favor la serie, pero las dos eliminatorias están muy abiertas y un mínimo detalle puede cambiar su signo.

De hecho, el Leganés superó en los cuartos de final al Real Madrid después de perder en casa en la ida por 0-1 y ganar en el Santiago Bernabéu por 1-2.

Tratará de hacer algo similar en el coliseo del barrio sevillano de Nervión, donde, no obstante, sabe que tendrá un ambiente adverso más caliente que en Madrid e incluso en octavos en el estadio de La Cerámica frente al Villarreal.

Necesita el cuadro de Asier Garitano vencer o empatar por más de un tanto, mientras que a los hombres del italiano Vincenzo Montella les valdría una igualada sin goles, nada tranquilizador por lo tanto a la vista de la irregularidad de su equipo y de las buenas prestaciones del equipo madrileño, que sueña con alcanzar la primera final copera de su historia tras romper sus marcas cada ronda que ha superado.

La historia está con el Sevilla, que pasó de ronda en las siete eliminatorias de este torneo en las que consiguió empatar a uno en la ida fuera de casa. Ahora con el premio añadido de alcanzar su novena final.

Las semifinales se cierran el jueves en Mestalla, donde el Valencia intentará remontar el gol que logró el uruguayo Luis Suárez en la ida y poner así fin al reinado del Barcelona en este trofeo, en el que persigue su cuarta corona seguida.

El equipo de Marcelino García Toral se presenta en cierto modo 'fatigado' y 'tocado' por la acumulación de lesionados, que están mermando su rendimiento en los últimos tiempos.

Lleva cinco partidos seguidos perdidos entre LaLiga y la Copa, todos de forma ajustada salvo ante el Real Madrid. Pese a lo cual espera que al amparo de su afición pueda tener opciones de remontar la eliminatoria y volver a una final diez años después.

Marcelino ve muy complicado que una de las grandes revelaciones de la temporada y hombre clave en la primera mitad de temporada, el portugués Gonçalo Guedes, pueda recuperarse a tiempo para jugar este encuentro de vuelta.

Necesita vencer el Valencia por dos goles, 2-0 si no encaja o a partir de 3-1 si marca el Barcelona, que desde que sucumbió ante el Real Madrid en la Supercopa tan solo ha perdido un partido, en la ida de cuartos en Cornellá ante el Espanyol, por 1-0.

En el resto de partidos el Barcelona ha marcado y ha empatado o ganado. La artillería ofensiva de que dispone Ernesto Valverde, con Leo Messi y Luis Suárez al frente, es toda una amenaza para el entramado de contención del bloque de Marcelino, obligado a buscar la remontada pero sin descuidar la vigilancia de las figuras atacantes azulgranas.

A la vista de la amplia ventaja que goza en LaLiga Valverde aprovechó también para hacer rotaciones en el derbi de este domingo en Cornellá contra el Espanyol. Hombres fijos como el propio Messi, Ivan Rakitic, Jordi Alba e incluso Sergi Roberto, se quedaron fuera del once inicial. Todos menos el croata tuvieron que entrar en el segundo tiempo y jugaron media hora en el RCDE Stadium, por lo que llegarán más frescos a esta vuelta de las semifinales coperas.

El Barcelona está a solo un paso de su cuadragésima final, con lo que establecería un nuevo récord y dejaría atrás al Real Madrid. El rey de Copas, con 29 títulos, puede marcar también este nuevo registro. El Valencia intentará llegar al encuentro definitivo por decimoséptima vez para luchar el 21 de abril por su octava corona.

- Programa de la vuelta de semifinales:

. Miércoles 7:

21.30 Sevilla-Leganés 

. Jueves 8:

21.30 Valencia-Barcelona