Zinedine Zidane se va del Real Madrid dejando una estela de récords

Zinedine Zidane abandona el Real Madrid con unas cifras de récord a sus espaldas. Tras haber cumplido 879 días al frente del equipo blanco, el francés se marcha habiendo conseguido la racha más larga invicta para un entrenador del Real Madrid.

El ya exentrenador del Real Madrid ha conseguido que el equipo permaneciera invicto durante 40 partidos en todas las competiciones, entre abril de 2016 y enero de 2017, la racha más larga de un entrenador blanco.

Zidane tiene un pleno de victorias como entrenador en finales: ha ganado las ocho que ha disputado: tres Ligas de Campeones, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de clubes y una Supercopa de España, y el equipo ha marcado en ellas un promedio de 2,55 goles por partido.

Junto a las ocho finales conquistadas, Zizou ha conseguido una sola liga como entrenador, en la temporada 2016-2017. En ese curso el equipo logró 16 victorias consecutivas, igualando así el récord de Pep Guardiola en la Liga con el Barcelona (2010-2011).

De hecho, Zidane tiene un porcentaje del 70% de victorias en partidos durante el tiempo que ha liderado el club blanco: de los 149 encuentros disputados, ha ganado 104, ha empatado 29, y ha perdido tan solo 16.

En estos 149 partidos, el Real Madrid ha anotado 393 goles, con un promedio de 2,6 por juego.

La noticia la dio el presidente del RM, Florentino Pérez.

"Zizou vino a verme ayer para comunicarme una decisión inesperada que ha tomado en firme", comenzó asegurando el máximo mandatario madridista, quien no ocultó su sorpresa y la tristeza que le ha provocado la renuncia al cargo de Zidane, tras conquistar en Kiev la tercera Liga de Campeones consecutiva para el Real Madrid y extender dos años y medio de éxito en el banquillo.

"Después de conquistar una nueva Copa de Europa, para mí ha sido una decisión totalmente inesperada. Hoy es un día triste para mí, los jugadores y toda la gente que trabaja en el club. Le quise como jugador y ahora como entrenador, me gustaría que estuviese a mi lado pero los que le conocemos sabemos que cuando toma una decisión, lo único que tienes que hacer es asumirla", reconoció.

La decisión que el miércoles comunicó Zidane al Real Madrid, ha cogido por sorpresa a todos. Florentino Pérez no ocultó que no esperaba nada y ya piensa en el momento en el que el técnico francés pueda regresar.

"Me costó un disgusto pero le ofrezco mi apoyo y esta casa es su familia para siempre. Uno no puede estar preparado para una noticia como esta. Le recordaba ayer la primera vez que fui a verle a su casa para ver si estaba preparado para entrenar al Real Madrid y con rotundidad me dijo que sí. Ha triunfado y le quiero agradecer su entrega, pasión, cariño y todo lo que ha hecho por el club estos años", valoró.

"Su comportamiento ha sido ejemplar, acorde con los valores del Real Madrid. Espero que esto no sea una despedida si no un hasta pronto, no tengo ninguna duda de que volverá pero si necesita un descanso también se lo merece", sentenció.

 

Declaraciones

«Cuando yo decido no es una decisión sin más. No doy marcha atrás. Es algo muy pensando. No va a cambiar nada la conversación con el presidente. La situación de Cristiano no ha tenido nada que ver».
«Quería transmitir eso: trabajo, entrega. Es lo que tiene este club y quería seguir en esta línea. He tenido el respeto del os jugadores y eso es fundamental para conseguir cosas. Pero los jugadores no tienen nada que ver con lo que yo he decidido. Después de tres años un entrenador ya tiene difícil seguir en la línea. Y después de tres Champions ya no veía tan claro que pudiéramos seguir ganando. Yo quiero ganar siempre, a todo. La culpa no es de este o del otro. Me tengo que ir yo. Cuándo no te lo voy a decir, eso me lo guardo para mí».
«No es un día triste para mí. Es un hasta luego. Siempre voy a estar cerca de este club. Conozco un montón de gente aquí y esto no va a cambiar para mí».
«El mejor momento en este club es cuando el presidente me trajo aquí como jugador. Porque hay muchos jugadores que quieren jugar aquí un solo día y eso es lo mejor que recuerdo. Hay muchas cosas y si hay un momento como entrenador, fue ganar la Liga. Para mí fue lo máximo. Y el peor: perder el partido contra el Leganés, la vuelta de Copa. Ahí me quedé muy... no te voy a decir la palabra. Ya lo sabes».
«Hay que saber cuándo parar. Creo que conmigo iba a ser complicado ganr conmigo el ao que viene. Se ha visto en la Liga y en la Copa del Rey. Han sido momentos buenos y malos. Y no los olvido. Y cuando estás en este club eso hay que saberlo. Y no quiero seguir y terminar mal. Quiero terminar esta etapa en el Real Madrid cuando todo va bien. Ya lo hice como jugador».
«Es un desgaste natural. A lo mejor cuando decía que no me iba a ir el 20 de febrero era algo sincero porque lo sentía en ese momento. En este club cambia todo de un día para otro, la importancia del día a día y eso se acabó para mí. Por muchas razones. No estoy cansado de entrenar, pero para seguir ganando aquí sí es el momento para mí»
«Yo no voy a entrenar en otro equipo ahora. No busco otro equipo. El mensaje es a la plantilla y hablé con Sergio Ramos para decirle lo que iba a pasar. Como capitán y persona, yo jugué con él, y respeta mi decisión y me ha deseado suerte. Es un líder y ha sido un placer tres años más con él»
«No voy a entrar en si [esta plantilla también necesita un cambio]. Es muy válida y lo ha demostrado en los tres últimos años y lo que viene ahora no lo tengo que hablar yo».
«Solo digo que después de tres años... es mi decisión, a lo mejor me puedo equivocar, pero después de tres años... si no veo tan claro como yo lo veo que vamos a seguir ganando... es mejor cambiar y no hacer tonterías».
«Los jugadores lo saben. Voy a hablar con los capitanes. Hablé con Sergio Ramos».
«Hay momentos muy bonitos, con uno espectacular, ganando la Champions, pero también yo no me olvido de momentos duros y te hacen reflexionar. Los jugadores también necesitan un cambio. Tengo que agradecer a los jugadores, no es fácil para ellos porque este es un club exigente, la historia es muy grande y siempre queremos más de ellos. Necesitan otro discurso para volver a ganar».
«Se pueden conseguir cosas o no, pero este club tiene una exigencia muy alta y todos los que están en este club dan el cien por cien. Ganar es una cuestión de mucha gente, no de una o dos personas. Así que tengo que agradecer a todos los que trabajan para este club»
«Ha habido una parte complicada en la temporada, con pitos, porque esto es una afición exigente pero esto también lo necesitamos. Cuando te aprieta la afición nos viene bien».
«El Madrid me ha dado todo. Voy a estar cerca de este club toda la vida, pero la decisión, a lo mejor para muchos no tiene sentido pero para mí sí. Es el momento de hacer un cambio. Después de tres años creo que es la decisión adecuada. Agradezco a la afición, no solo como entrenador, también de jugador porque siempre me han apoyado incluso cuando estaba jugando mal. Tengo un cariño especial con esta afición y solo puedo dar las gracias».