Calvo es baja para fogueo ante Japón

Una lesión al cierre del partido ante Corea deja por fuera de la gira que realiza la Selección de Costa Rica por Asia al defensor Francisco Calvo.

Así lo informó el médico del equipo costarricense Alejandro Ramírez, quien indicó que la dolencia la presenta el jugador en la cara posterior del muslo derecho.

“Aproximadamente 10 minutos antes de que finalizara el encuentro con Corea Calvo sufrió, lo que popularmente se le dice, un tirón, Francisco finalizó el juego con dolor y cuando lo revisamos nos dimos cuenta que tuvo una longación del músculo izquiotivial derecho”, aseveró el galeno.

Ramírez señaló que el jugador requiere de tres a cinco días para definir con exactitud su estado, un lapso de tiempo con el que no se cuenta al estar a pocos días de que finalice la gira por Asia.

“Tras un acuerdo entre la Federación Costarricense de Fútbol y el equipo del jugador es que Calvo regresó a su club para que le realicen una serie de exámenes y poder conocer con mayores detalles las condiciones de su lesión y el tiempo que estará fuera de las canchas”, dijo Alejandro Ramírez.

El médico de la Tricolor aprovechó para comentar que después del duelo ante los coreanos el resto de los seleccionados se encuentran en buenas condiciones.

Por otra parte, el equipo nacional ya se encuentra en Japón, tras su arribo la tarde de este sábado a la localidad de Osaka, Japón, lugar donde el próximo martes enfrentarán a los nipones en su segundo juego por la gira asiática.

La delegación costarricense tuvo un traslado bastante desgastante en el trayecto desde Seúl hasta Osaka, debido a que por los problemas climatológicos que afectaron hace varios días a los japoneses tuvieron que cambiar el itinerario de viaje.

“El tifón que hace unos días golpeó a los japoneses nos obligaron a hacer cambios en el viaje y después de varios días de conversaciones logramos que el equipo se trasladara con el menor desgaste físico posible”, comentó Álvaro Herrera, encargado administrativo de la Selección.

A pesar de esto Costa Rica voló dos horas desde Seúl hasta Nagoya, para después, por poco más de tres horas, viajar en autobús hasta Osaka.

Una vez instalados en el hotel de concentración los seleccionados tuvieron unas horas de descanso y sin perder tiempo se dirigieron a la cancha anexa del estadio Panasonic de Suita, lugar donde enfrentarán a los locales, para realizar el entrenamiento.