Nuevo lunar empaña labor arbitral

En general, el arbitraje del equipo de Henry Bejarano, Andrés Arrieta y Erick Sánchez fue bueno, pero en finales un solo pestañeo puede dar al traste con la calificación… máxime si incide en el marcador.

Y, sí, cuando todo parecía salirles de perlas, al 79’ Daniel Colindres centró con la bola fuera del terreno reglamentario, pero el gol fue dado por válido. Fue el 1 a 1 definitivo del Saprissa, ante Herediano, en el juego de ida de la final del Clausura.

Bejarano cumplió con un buen primer tiempo, manejado con aplomo, con diálogo y, cuando fue necesario, amonestó.

Al 35’ pitó tiro libre una jugada que los morados reclamaron como resbalón de Jairo Arrieta, pero el silbatero, cerca de la acción, vio como Alexander Robinson impactó en el talón derecho al atacante florense.

Antes se le había reclamado una supuesta falta de penal de Yostin Salinas sobre Jairo Arrieta, pero se trató de un balón dividido, en el que ambos se sujetaron y el colmilludo delantero local cayó, buscando el pitazo. Bejarano no mordió el anzuelo.

Amonestó a los morados Luis Hernández y Luis Stewart Pérez.