El Trek- Segafredo utilizará frenos de disco en las grandes vueltas

Decisión polémica empezando el 2018, la que tomó el equipo de ciclismo Trek- Segafredo, de utilizar frenos de disco en las grandes vueltas y en las carreras que forman parte del calendario World Tour.

En declaraciones a Cyclingnews, optaron por esta determinación debido a que el uso de frenos de disco en sus bicicletas facilitaría un cambio de rueda más rápido y mejoraría la seguridad de los ciclistas en la frenada, además de que sus corredores están satisfechos con este sistema de frenado.

"La mayoría de fabricantes esperan que la UCI formalice el reglamento y adopte los frenos de disco. Es muy costoso cambiar tus diseños de ingeniería y cuadros en función de algo que puede ocurrir o no", manifestó Mat Shriver, director técnico del Trek- Segafredo.

El ex equipo de Alberto Contador, ha utilizado los frenos de disco durante sus concentraciones de pretemporada.

Esta decisión abre nuevamente el debate de si es prudente o no optar por este mecanismo que la UCI considera de alto riesgo en pruebas masivas y aún más, luego del incidente que ocurrió en el 2016 en la París – Roubaix, cuando el corredor Fran Ventoso sufrió un corte en la tibia por un freno de disco.

Ciclistas costarricenses piensan que esta medida adoptada por el Trek- Segafredo corresponde más al mercadeo de las marcas que a una necesidad como tal del ciclista.

“Es peligroso y hasta los mismos corredores creo que no les gusta. Es un asunto de marketing, las marcas de bicicletas ocupan vender y promocionar lo que producen y que mejor forma que ubicándolas en el World Tour”, comentó Gabriel Marín sprinter del Extralum – Tierniticos.

En la modalidad de mountain bike, la variante se hizo desde varios años atrás como en su momento lo vivió Milagro Mena quien tiene experiencia en montaña y ruta.

“Es el mismo cambio que uno hizo cuando competía en MTB con los mecánicos y ahora con freno de disco. Si es hidráulico, los considero muy buenos porque le da uno más seguridad en el frenado, nada más que es cuestión de que tenga las normas de seguridad para que ningún ciclista se vea afectado en alguna caída o algo por el estilo”, explicó la ciclista olímpica y campeona centroamericana.

Desde el punto de vista mecánico, estas nuevas determinaciones de las escuadras tienen varios ingredientes tanto deportivos como de mercadeo.

“No es solo montar discos y listo, es una revolución de toda la ingeniería del marco, de los aros, es una inversión muy grande de las marcas y entonces, es una presión que ejercen hacia la UCI para que sea habilitado…

“En el caso del frenado es espectacularmente diferente y bueno a diferencia del sistema normal de ruta que en condiciones húmedas con aros de carbón tienen un frenado muy malo, pésimo, y en eso los corredores notarán la diferencia en esas condiciones, mientras que a la hora de usar frenos de disco es más seguro, más firme, más preciso, especialmente a la hora de enfrentarse a una curva en descenso”, afirmó Luis Carlos Araya, mecánico olímpico.

El punto de discordia entre deportistas, entrenadores, mecánicos y la propia UCI, parece ser la peligrosidad que este modelo tiene.

“El único detalle es la seguridad a la hora que viaja un grupo grande de corredores, si hay una caída el disco puede producir un corte, pero ya he visto que los fabricantes están creando una cubierta para el disco y evitar accidentes sin hacer que el sistema se caliente en un uso normal”, agregó Araya.