Federer logra su sexto Abierto de Australia, el 20 del Grand Slam

El suizo Roger Federer venció al croata Marin Cilic, por 6-2, 6-7 (5), 6-3, 3-6 y 6-1, en tres horas y tres minutos, para ganar por sexta vez el Abierto de Australia y sumar su vigésimo título del Grand Slam.

Solo las estadounidenses Margaret Court, con 24 grandes, Serena Williams, con 23 y la alemana Steffi Graf, con 22, superan a Federer en la lista de Grand Slams conseguidos.

Con la victoria de este domingo en la Rod Laver Arena, Federer, defensor del título, iguala los seis títulos del serbio Novak Djokovic en Melbourne Park, y del australiano Roy Emerson, y amplía su palmarés con el 96 de su cuenta.

Este nuevo título, el segundo esta temporada tras el logrado en Perth con su país, en la Copa Hopman, mantiene al suizo como segundo jugador en la lista ATP de este lunes, pero a tan solo 115 puntos del español Rafael Nadal.

En la rama femenina Wozniacki vence a Halep en la final y logra su primer grande

La danesa de origen polaco Caroline Wozniacki, de 27 años, se hizo con su primer título del Grand Slam al derrotar este sábado a la rumana Simona Halep en dos horas y 49 minutos, en la final del Abierto de Australia, por 7-6 (2), 3-6 y 6-4 en una de las mejores finales de los últimos años.

Con este título, el primer grande para el tenis danés, Wozniacki arrebata a Halep el puesto de número uno del mundo, seis años después de perderlo y tras haberlo ostentado durante 67 semanas. Es el torneo 28 en la carrera de Wozniacki, el 23 en pista dura.

Al final, la jugadora de Constanza acabó mermada físicamente, con problemas en la pierna izquierda, en una final en la que por primera vez se aplicó la regla del calor extremo (más de 40 grados) y el juego estuvo interrumpido durante diez minutos.

Wozniacki, que también tuvo que ser atendida en pista, por un problema en la rodilla izquierda, sucede en el palmarés de este torneo a la estadounidense Serena Williams, una de sus mejores amigas en el circuito, y se lleva por su victoria un cheque por 4 millones de dólares australianos, unos 2,6 millones de euros.