Del Potro: ''Si estoy saludable, puedo jugar de igual con los mejores''

El argentino Juan Martín del Potro, ganador del Abierto Mexicano de tenis, aseguró que si la salud lo acompaña, podrá jugar "de igual" ante los primeros del ránking mundial.

"Si estoy saludable, puedo jugar de igual con los mejores. Después de ganar un torneo tan importante y derrotar a tres 'top ten', a uno le da confianza, aunque hay cosas por mejorar", dijo Del Potro en una conferencia de prensa.

En Acapulco, Pacífico mexicano, el argentino jugó 100 minutos de manera impecable para derrotar por 6-4, 6-4 al sudafricano Kevin Anderson y ganar su vigésimo primer título como profesional.

Del Porto logró imponerse merced a su servicio, que mantuvo invicto, y con un tenis de golpes variados.

Fue la tercera victoria seguida de "Delpo" ante uno de los ocho mejores del ránking, luego de derrotar el jueves en cuartos de final al austríaco Dominic Thiem, sexto de la lista mundial, el viernes al alemán Alexander Zverev, quinto, y en la final a Anderson, octavo.

"Después de este torneo me da más ganas de seguir mejorando y no perderle pisada a los de arriba", comentó al referirse a los que están delante en el ránking que lidera el suizo Roger Federer seguido del español Rafael Nadal.

Del Potro recordó que para ganar un torneo máster 1.000 se necesita derrotar a tres de los 10 primeros del mundo y fue lo que sucedió en Acapulco, torneo 500 de la ATP, que este año armó su cuadro más fuerte en coincidencia con su XXV aniversario.

En sus cinco partidos, el argentino fue muy apoyado por los aficionados mexicanos, lo cual agradeció.

"En México me hacen sentir querido, respetado, y me da gusto venir a jugar a este país, y también de vacaciones. Siempre me tratan bien y agradezco el respeto en la cancha y fuera de ella", agregó.

Del Potro explicó que a los 29 años no se siente viejo, que tiene experiencia que le permite manejar mejor los partidos decisivos como el de esta final.

"No me siento viejo, pero los años en el circuito dan experiencia para manejar mejor este tipo de partidos. A veces sale mal cuando juegas con rivales tan buenos", indicó.

Aunque fue superior a Anderson, Del Potro reconoció que le resultó difícil devolverle el servicio al sudafricano porque saca fuerte.

"Sabía que cada punto largo me iba a beneficiar a mí, rompí dos veces el servicio y fue suficiente", admitió.

Del Potro recordó que hace tres años sufrió una tercera operación de muñeca que casi lo aparta del tenis y señaló que pocos pueden imaginar su felicidad por seguir disfrutando de la belleza del tenis y estar en uno de los mejores momentos de su carrera. "Estoy feliz", concluyó.