Tica se dejó el cuarto lugar en la maratón de la Muralla China

 

Una corredora costarricense, llamada Laura Figueroa, tuvo una sobresaliente participación este Sábado en la maratón de la Muralla China, en donde pudo terminar dejándose la cuarta posición.

La atleta, quien corre con el equipo de Chi Runners, detuvo el crono en 4 horas 40 minutos 05 segundos, tiempo que además le permitió ser la única representante de Latinoamérica en el top10.

Esta competencia tiene un número de participantes selectivo. Sólo abren cerca de unos 2.500 cupos de los cuales poco más de 800 son para la distancia de maratón y los restantes para otras pruebas como media maratón y 8.5 kilómetros. De hecho, según cuentan especialistas, no es tan sencillo obtener una inscripción para el evento.

La tica Figueroa conversó en los micrófonos de Columbia desde China, y se mostró complacida por su rendimiento. Además, contó un poco sobre el recorrido de la prueba, pues se considera que esta es una de las maratones más difíciles del orbe.

"El recorrido es complejo. Al inicio se corren unos 4 kilómetros en ascenso para entrar ya propiamente a lo que es la Muralla China. Ya ahí, en la Muralla se hace dos veces el recorrido, son en total 5166 escalones, son de todo tamaño y de todo tipo. Es la parte más difícil de la carrera, hay escalones muy altos, algunos son muy pequeños, es todo un tema, incluso hay gente que sube casi que de manos y de pies... Aunque no es sólo subir, bajar por ahí también es muy duro. Genera mucho golpe", explicó Laura quien es vecina de Santa Ana y tiene 33 años de edad.

Asimismo, aprovechó para agradecerle a su equipo de entrenamiento, pues cree que sin su ayuda no hubiese podido alcanzar este éxito deportivo.

"No venía enfocada en quedar en un cuarto lugar. Sólo quería llevarme mi medalla a Costa Rica pero logré eso y más. Estoy muy orgullosa. Parte de este resultado se lo debo a mi entrenador Álvaro Jiménez (Chi Runners), somos un grupo muy grande de corredores que andamos cumpliendo sueños y metas en las maratones. El ingrediente principal de que lo logremos es la guía, la parte técnica, el conocimiento y preparación que tiene nuestro entrenador", mencionó.

Ante esto, Columbia también buscó a Jiménez y este explicó un poco sobre la preparación de su deportista.

"Ella estaba preparada para ese resultado. Le admiro la disciplina y la constancia en todo momento. Se hizo una preparación muy exhaustiva. Lo primero fue que estudié detalladamente la ruta y la altimetría, utilicé la página y algunos vídeos oficiales. Con base a eso se empezó a delimitar la estrategia a seguir y el entreno abarcó muchas otras ramas como ejercicios funcionales, gimnasio, gradas, cajones, y demás. Sabíamos que no era sencillo pues habían muchos ascensos y descensos verticales pero el entrenamiento fue el adecuado", expresó el entrenador.

Incluso, como parte de la unión y el buen ambiente que existe en este tipo de equipos de atletismo, las mismas compañeras de Figueroa se mostraron también orgullosas sobre el resultado conseguido.

"El logro de Laura no nos tomó por sorpresa, sabíamos que haría un gran papel pues es ejemplo de determinación, constancia y concentración, siempre siguiendo al pie de la letra las instrucciones de nuestro profe Álvaro, es un ejemplo para los Chi Runners", manifestó la también corredora Silvia Chaves.

Laura Figueroa lo soñó y lo hizo. Una tica conquistó corriendo la Muralla China.