Luis Orta: ''Me encantaría volver a correr en Costa Rica''

Berlín, Alemania. El reconocido corredor olímpico de Venezuela, Luis Orta, se encuentra en Berlín para participar este domingo en la maratón de la localidad.

El atleta, quien ha competido en Costa Rica, atendió los micrófonos de Columbia en la capital alemana y repasó diferentes temas. Desde su actualidad, hasta emitir criterios sobre la posiblidad de que caiga un récord mundial o la masiva participación de costarricenses en esta maratón.

¿Cuáles son las sensaciones a las puertas de hacer la maratón de Berlín?

Estamos cumpliendo un sueño. La carrera aún no ha iniciado pero para mi ya esto es un sueño cumplido. Estar con los élites y correr con los mejores del mundo, en la mejor competencia del planeta es una gran oportunidad para hacer las cosas bien.

¿Qué tiene esta carrera? ¿Por qué es tan gustada?

Berlín lo tiene todo. Es el maratón más plano y con menos curvas del mundo. Esto genera que la carrera sea muy rápida, tiene uno de los mejores climas del mundo y trae a los mejores corredores que hayan. Me parece que la combinación de esos 3 factores hace que este sea uno de los mejores eventos para mejorar marcas por ejemplo.

Lo he seguido en redes y está entrenando fuerte. ¿Se siente así?

Ando muy muy bien. Estoy en mi mejor momento deportivo, estoy muy emocionado. He venido trabajando todos los aspectos que cumple un atleta élite, esperemos que todo salga bien. Debería lograr una buena marca. Voy a arriesgarme pues no es un año de clasificación olímpica y por eso quiero intentar hacer cosas muy grandes, cosas diferentes.

¿Lo volveremos a ver correr en Costa Rica?

Usted sabe que me encantaría volver. Ya he estado 3 veces, no solo para una carrera sino también de vacaciones, es uno de mis lugares favoritos. Espero que mi calendario cuadre con alguna carrera para poder ir y competir.

Se habla mucho de que este domingo podría caer el récord mundial. ¿Lo ve posible?

Creo que si hay una persona que está lista para batir la marca mundial es Kipchoge, y el lugar debe ser aquí, en Berlín. Lo único es que existe un factor que hay que tener cuidado, y ese es el clima. Esta vez está un poco más caliente que lo que se necesita para hacer un récord mundial. Sin embargo, Kipchoge está en un estado físico tan bueno que puede lograr la marca por encima de cualquier clima. Y espero que lo pueda lograr y espero de verdad que lo logre.

¿Qué opina del nivel actual del maratonista latinoamericano?

Obviamente no estamos en los años 80 o 90s que veíamos a latinos ganando maratones importantes como en Boston o Nueva York en menos de 2 horas 10 minutos, pero creo que vamos rumbo a eso. Poco a poco hemos venido mejorando. Se va a tardar un poco, sí, pero vamos mejorando. Ahora estamos volviendo a esas marcas que se hacían antes. Hay que ser pacientes, los resultados llegarán.

El domingo habrá aquí en Berlín 390 ticos. ¿Cómo valora la gran cantidad de personas que viajan a realizar estas grandes maratones?

Me tiene súper pero súper contento. Se ve en toda Latinoamérica, en México está pasando muchísimo, incluso en Venezuela con todos los problemas que tiene también está pasando. La gente viaja mucho para ir a correr.
Me alegra bastante pues eso quiere decir que tenemos un estilo de vida saludable, la persona que corre es una persona ambiciosa, que trabaja duro, que se preocupa por su salud, por su vida, y eso lo hace mejorar desde cualquier aspecto. Vamos mejorando todos como una comunidad juntos.

¿Sueña con Tokyo? ¿Es su destino final?

Sí sueño con eso pero no es el destino final. Yo aún no tengo 30 años, así que pienso que mi carrera deportiva puede ir más allá de Tokyo. Mi meta es clasificar a Tokyo y correr allá pero no como participante, quiero ir a competir, meterme en un top10 o hasta top5 o hasta soñar con una medalla. Sé que eso es muy duro pero yo llevo muchos años trabajando para eso. Uno debe soñar, si solo sueñas con clasificar, ok, lo vas a lograr pero y nada más. Yo ya viví eso en Río de Janeiro y ahora quiero ser más ambicioso. Quiero ir a buscar un buen resultado, buscar una buena marca.