Kevin Rivera: “Cada mes me llegan a buscar para hacerme control doping”

El ciclista nacional del Androni Kevin Rivera, comentó a Columbia Ciclismo como es su vida profesional con respecto a las pruebas de control doping que le realizan tras un año de correr profesionalmente con un equipo europeo.

“En Italia cada mes me llegan a buscar más o menos y generalmente en carreras siempre, si usted hace podio siempre hace control por fuerza”, contó Rivera.
El pacayense relata como en el Tour de China donde obtuvo la victoria el año anterior, las pruebas sanguíneas formaban parte de su diario vivir.
“En China siempre era sangre, yo terminaba la etapa y no podía ni llegar y que me dieran una botella de agua cuando ya me estaban llevando a hacer el control. Cuando llegué de China para Italia me cayeron dos días seguidos para hacerme control”, apuntó el hombre del Androni.
Rivera ya sabe lo que es someterse a un control exhaustivo por parte de la UCI con la utilización del pasaporte biológico, el cual porta desde que milita en la escuadra del viejo continente.
“El equipo en el que estoy paga a la UCI para que nosotros tengamos esto. Mi hora doping es a las 6 a.m. porque si tengo alguna sustancia en el cuerpo en la primera orina de la mañana ahí puede salir, si usted tiene esa hora usted puede salir de su casa hasta que se cumpla esa hora porque si ellos (UCI) llegan a hacerme control y no estoy es un problema mío, me hacen una advertencia, nosotros tenemos tres advertencias, si a la tercera usted no está ahí si se va dos años sancionado”, comentó Kevin.
El pedalista tico y sus compañeros están obligados a registrar constantemente la ubicación donde se encuentran en una aplicación que tienen en sus celulares, para que los oficiales que realizan estos exámenes puedan llegar y realizar todo el protocolo de la prueba en cualquier parte del mundo.