Lección de periodismo ''cortesía'' de Hernán Medford

El ahora extimonel de Herediano y nuevo DT del Municipal de Guatemala, Hernán Medford, se despidió del Team sin dar su versión sobre el desplome rojiamarillo en cuadrangular y final luego de 25 fechas invicto.

Como contexto, para los que escucharon la conferencia en redes sociales o tan solo vieron los extractos que pasaron las televisoras, entiéndase que por política de los clubes al periodista que pregunta no se le devuelve el micrófono para debatir con el técnico, por lo cual el suscrito quedó "en segundo plano" mientras le rebatía al DT. De ahí que algunos estimados lectores de columbiadeportiva.com nos pidieron transcribir la conversación de marras. Acá va:

- Buen día, don Hernán. Uno comprende que durante la final no se puede ser muy preciso y por estrategia no se dan a conocer tantas cosas. Pero ya en el análisis terminado el campeonato, ¿cuál cree que fue la razón por la cual Herediano no solo pierde el invicto sino muchos partidos en la fase cuadrangular y termina perdiendo la final? ¿Dónde está la clave de ese bajón, si fue mental, futbolístico, qué pasó?

- ¿Sabe qué pasa? Vengo a una conferencia de prensa para despedirme de ustedes y la primera pregunta es negativa. Es decir, uno no entiende. Después dicen que por qué me pongo así con ustedes. Me pregunta por dos detalles negativos que yo creo que a nadie le interesan...

- Yo creo que sí, sí interesan.

- A mí no me interesan. A mi no me interesa. No voy a terminar peleándome, entonces obvio esa pregunta, quiero otra pregunta.

- A la afición sí le interesa.

- Bueno, pero yo le hablo a la afición lo que yo quiera.

- Ok.

- Me voy a ir como soy, y le voy a hablar a la afición, que la afición es agradecida conmingo, no por gente como usted que ya me tiene saturado, y nos veremos en dos años y algo, porque usted solo cosas negativas, ¿por qué algunos periodistas solo cosas negativas, a usted se le olvida que yo tengo familia, que tengo hijas?...

- Yo también tengo (me encojo de hombros con cara de '¿y eso qué tiene que ver?').

- ... Que estoy cansado que me estés tirando solo cosas negativas, y nunca nada positivo, nunca te he escuchado nada positivo...

- ¿No se leyó mi columna de mayo? (http://bit.ly/2BK6Dhs)

- ¡Tengo familia, tengo mamá, tengo papá¡ Hernán Medford creo que en los dos años que estuvo acá se equivocó muchas veces, sí, lo acepté, también hice cosas buenas...

- Y se le reconoció.

- No, no, algunos reconocieron, pero yo no vengo aquí para pelearme, señor, nada más digo que otra pregunta, nada más, señor. Yo te la respeto...

- Contésteme esa.

- Es que me preguntás solo lo malo.

- Yo solo pregunté. Es una pregunta, es válido.

- Bueno, ¡ya!, por favor, ¡ya!, tengo familia, mis hijas me están escuchando y me estoy despidiendo del país, por favor...

- También se le ha reconocido todas las veces que ha ganado.

- Sí, claro.

Entonces, intervino el jefe de prensa del Herediano, Alejandro Oviedo: "Ya, Baldares, próxima pregunta".
Luego, a propósito de otra interrogante, Medford siguió: ""Buscan solo la maldad, el amarillismo. Eso es triste, ver en algunos de ustedes que cometen esas faltas, pero no importa; cada quien con su conciencia. Pero yo sí felicito a muchos de ustedes, que durante mi etapa fueron muy objetivos". A mí me quedó la duda si con "objetivos" quiso decir "brochas". ¿Eso es el buen periodismo según don Hernán?
Como el suscrito no recibió de nueva cuenta el micrófono, el DT se salió con la suya. No respondió. Y, ¡ojo!: Está en su derecho de no contestar, si no quiere.
Valga decir, porque es justo hacerlo, que don Hernán se disculpó con este redactor y con la prensa en general por lo que él llamó sus "calenturas". La disculpa fue aceptada, pero publicamos esta columna para que los jóvenes colegas entiendan varias lecciones:

* Nunca, pero jamás, se deben dejar apantallar por la fuente.
* Aunque les nieguen el micrófono, repregunten, ese es el machete del periodista.
* Si el entrevistado se ofusca, el que queda mal es él.
* Si el periodista se ablanda, y hace pregunticas al estilo "¿dónde se compró esas zapatillas tan lindas, don Hernán?" o "¿qué se siente haber estado entre los más sexys del Mundial Corea Japón 2002?", mancilla la profesión y quedará marcado como miedoso y acomodado.