''Chopetegui''

Los paralelismos entre los técnicos Paulo César Wanchope y Julen Lopetegui son tan evidentes, que asusta.

El costarricense asumió las riendas del Cartaginés y propuso una filosofía deportiva tan atractiva, que los dirigentes se la compraron completita, al punto que le aceptaron echar a puntapiés del primer plantel al “Chiqui” Brenes, ídolo de la afición blanquiazul.

Vendió que Cartaginés sería un equipo diferente, propositivo, intenso, ofensivo, que saldría a vulnerar redes a cualquier rectángulo. Y fue tan lejos en su utopía, que hasta adiestró a los juntabolas para que no perdieran ni una décima de segundo, aún cuando al CSC le sirviese enfriar un partido.

Y, así, empate tras empate, derrota tras derrota, “pelada” tras “pelada”, defendía a capa y espada su idea. Que qué mala suerte, que qué tubos más atravesados, que qué portero el del rival, que qué condiciones más difíciles, que qué, que qué, que qué… Pero que era cuestión de tiempo, que el equipo jugaba bien y que trabajaba mejor y que los resultados tendrían que llegar…

Hasta que le llegó otra oferta y salió “soplado”, así no más, de buenas a primeras, dejando a los brumosos a solo tres puntos del entonces colero, Limón, con 9 puntos de 30 disputados (30% de rendimiento). Lo hizo a derecho, pero no fue bien visto en la Vieja Metrópoli.

¿Y el proyecto? ¿Y el convencimiento que decía tener sobre su propia idea?

Por ésto, un grueso sector de la afición brumosa, el que le había comprado la idea y se sintió traicionado cuando firmó con el archirrival, le celebró en la cara cuando el CSC venció al Team, 3 a 2, con voltereta incluida en los minutos finales.

Así, en Cartago le pusieron la guillotina y el verdugo que ejecutó fue Pérez Zeledón, este sábado, tan solo un mes y 8 días después de la firma de "Chope" con Herediano.

Con la diferencia que en Heredia no se fue, "lo fueron". Este domingo “por decisión de la Junta Directiva se rescindió contrato con el Sr. Paulo César Wanchope y su asistente (...) Agradecemos el esfuerzo, la entrega y el profesionalismo mostrado por el Club; y le deseamos suerte en sus proyectos a futuro” y blablablablabla, publicó el Team en redes sociales, pero la verdad es que lo despidió por malos resultados, tras cuatro derrotas seguidas que lo sacaron de zona de clasificación.

Julen Lopetegui también tuvo una mudanza de equipo tumultuosa, más que polémica, y dejó a muchísimos sintiéndose traicionados. Aunque, en su caso, fue por firmar con el Real Madrid a escondidas de la Real Federación de Fútbol de España, por lo que fue despedido de la “Furia Roja” en pleno Mundial Rusia 2018. Se paseó en la selección de su propio país.

Al mando de Fernando Hierro, la favorita España, a la que se esperaba, cuando menos, en semifinales, no pasó ni siquiera de los octavos de final. E inclusive la vio de cuadritos en fase de grupos.

Ahora, con el Madrid, Lopetegui carga con la vergüenza de la racha de más de 8 horas sin hacer un gol y el equipo no carbura, no convence, no levanta más que críticas; cólera en los merengues y risas en sus rivales.

¿Correrá la misma suerte que Wanchope?...