Análisis de los rivales (2): Brasil busca la reivindicación

La única selección presente en todas las ediciones de los Campeonatos del Mundo, que han conquistado en cinco ocasiones, aspira de nuevo a recuperar su sitio en el fútbol internacional después de asumir notables decepciones en sus últimas participaciones.

Desde que fue campeón en Corea y Japón 2002 todo han sido contratiempos para el combinado amarillo, que se estancó en los cuartos de final en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 y terminó cuarto hace cuatro años, cuando ejerció como anfitrión.

En Brasil no olvidan la mala manera en la que dejaron de aspirar al título en Belo Horizonte. Sonrojados en semifinales contra Alemania, que ganó por 7-1. Un lastre que aún afecta al seguidor de Brasil, futbolero por naturaleza.

El golpe de timón dado por el técnico Tité, que sustituyó a Dunga en junio del 2016, fue determinante. Adenor Leonardo Bacchi 'Tité' se hizo cargo del equipo en plenas eliminatorias de clasificación. Tomó a la selección situado en el sexto puesto y terminó como primero en la tabla con diez puntos de ventaja sobre el segundo.

El cambio ha sido evidente sin apenas el tiempo deseado para abordar la regeneración del combinado. Aún así, sus decisiones han beneficiado a la canarinha, amparada al talento de Neymar, recuperado de la lesión que tuvo en riesgo su presencia, como demostró en su reaparición en Liverpool ante Croacia.

El seleccionador ha dado galones a Casemiro en la medular y ha optado por el atacante del Manchester City Gabriel Jesús como su gran delantero sin olvidar, tras una brillante temporada, al punta del Liverpool Roberto Firmino. Cuenta con laterales que son puñales por las bandas pese a la baja por lesión de Dani Alves y rentabiliza la presencia de Paulinho, del Barcelona.

Tite tiene talento para elegir con una portería bien cubierta gracias a Alisson y la imaginación de futbolistas como Philippe Coutinho o Willian.

La presión, no obstante, es el gran enemigo de Brasil, obligada a ganar cada partido y cada gran torneo. La 'canarinha' pretende recuperar en Rusia el trono. Es Brasil el equipo que más Mundiales atesora con cinco. Aunque su poderío está puesta en entredicho por Alemania, vigente campeón y gran favorito, que acumula cuatro. Los mismos que Italia, la gran ausencia en Rusia.

- Participación en fases finales: 20 (1930, 1934, 1938, 1950, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1974, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014) 

- Mejor participación: Campeón en 1958, 1962, 1970, 1994 y 2002 

- Entrenador: Adenor Leonardo Bacchi 'Tité' (Caxias do Sul, 25 mayo 1961). Sin una carrera exitosa como jugador, ejerció de centrocampista siempre en Brasil. En el Caxias, Esportivo, Portuguesa y Guaraní, donde comenzó también su carrera como técnico.

Su trayectoria como entrenador es más relevante. Ganó la Copa Sudamericana en el 2008 con el Internacional de Porto Alegre y la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes de la FIFA con el Corinthians. En junio del 2016 fue designado seleccionador de Brasil en sustitución de Dunga.

- La figura: Neymar (PSG/FRA) (Mogi das Cruzes, Sao Paulo, 5/2/1992). El futbolista de los 220 millones de euros afronta su gran ocasión en Rusia para consolidarse como uno de los mejores jugadores del mundo y poder cuestionar el Balón de Oro a Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

La incorporación al París Saint Germain desde el Barcelona no ha cubierto las expectativas tal y como preveía Neymar. El cuadro parisino apenas hizo ruido en la liga de Campeones, el principal torneo de clubes, y la estrella cayó lesionado durante meses sin tener protagonismo en el tramo final del curso.

Recuperado de su lesión en el pie derecho, afronta Neymar su segundo Mundial tras el de Brasil 2014. Las esperanzas de Brasil están depositadas en el talento de este jugador que ya logró la Copa Confederaciones y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016. 

- Equipo tipo (4-3-3): Alisson; Fágner/Danilo, Marquinhos/Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Renato Augusto/Fernandinho, Casemiro, Paulinho; Coutinho/Willian, Gabriel Jesús/Firmino y Neymar.